El apostolado de la Asociación Sta María Magdalena se inicia a partir de la presentación de la película Mary’s Land, de Juan Manuel Cotelo, y del testimonio de Salvador Íñiguez que sale por las noches a repartir rosarios entre las prostitutas de Guadalajara (México). Ignacio Sánchez decide hacer lo mismo en el Camp Nou de Barcelona.

Actualmente  un grupo de aproximadamente 6 voluntarios y 3 personas que han ejercido la prostitución pero que ya la han dejado, salen cada quince días al Camp Nou a dar conversación y a hablar de Dios, a las prostitutas.